Una persecución olímpica realmente requiere de tres a cuatro años completos de preparación olímpica.