La oportunidad de representar a su país en los Juegos Olímpicos se gana, no se da.