Creo que India e Israel deberían centrarse en construir relaciones bilaterales sobre la base de perspectivas compartidas y puntos en común entre nuestras dos democracias. Este tiene que ser un ejercicio orientado al futuro en lugar de recordar las percepciones del pasado.