Estoy ahí para entretener. A mi trabajo lo llamo ficción de alto escape, es alto, es bueno, pero es escape, y no me engaño al respecto. No tengo la ambición de ser un escritor serio, sea lo que sea que eso signifique.