Sigo viviendo la vida en la que llegas a casa y abres la nevera y hay media jarra de yogur y media lata de Coca-Cola sin gas.