Fui a una exposición en el Museo de Arte Asiático de San Francisco sobre Shanghai, sobre cómo las cortesanas habían sido influyentes para llevar la cultura occidental a Shanghai. Compré un libro y en él vi a este sorprendente grupo de mujeres en una fotografía titulada «Las diez bellezas de Shanghai».