La cualidad más importante de un líder es la de ser reconocido como tal. Todos los líderes cuya aptitud se cuestiona claramente carecen de fuerza.