Creo que en cualquier situación, gran parte del liderazgo efectivo se da cuando proviene de su propia personalidad. Y me siento muy afortunado de estar cómodo en el vestuario de los Colts, donde las personas pueden ser quienes son y no tienen que cambiarlo cuando se presentan a trabajar ese día.