La incertidumbre es una parte permanente del panorama del liderazgo. Nunca desaparece.