Si ganara un segundo título olímpico, tal vez estaría tentado de ir tras un tercero.